Lucha por la Memoria

      Cuando comencé con la investigación en Memoria Histórica sentí una ilusión indescriptible porque me di cuenta de que podía devolver la dignidad a aquellas personas a las que les fue arrebatada.

         Los primeros días, cuando intentaba buscar a la familia de Bernabé para que se pudieran trasladar sus restos al que había sido su pueblo, no imaginaba que fuera a indagar en el pasado de mi propia familia. Ahora no sé por qué no lo hice antes.

        Trabajar a contracorriente es muy difícil pero también fuerza a uno a ser más persistente y a no rendirse, pues la memoria no es algo que deba dejarse en el cajón de proyectos inacabados. Digo a contracorriente porque la legislación vigente en este país no permite, es más, dificulta, la investigación histórica referente a la Guerra Civil y el Franquismo. La documentación que ha sobrevivido a esta etapa se almacena en unos archivos escasos de personal que no dan abasto para estudiarlos y atender las peticiones de los usuarios.

picsart_11-14-11-40-55

Ruinas del antiguo pueblo de Lagüelles (León). Fotografía: Historicacultura

      Hacer este tipo de trabajo también supone chocar frontalmente con unas ideas premeditadamente innatas a la mayoría de la población, que resentida por el miedo pasado y presente, prefiere el olvido y el silencio. La Historia sin Memoria queda incompleta y supone un trabajo de titanes conseguir la colaboración de familiares o vecinos. Una puede indagar en los documentos, pero sin colaboración no puede conocer a la persona que fue. No puedo devolver la Memoria si se fuerza al olvido.

         Pero no todo está perdido, y ahí reside el valor principal de aquellos que dedican su tiempo al pasado, a un pasado que es presente porque pide justicia. Hay esperanza en cada consulta hecha a un Archivo en el que responden con amabilidad y empatía,  en instituciones como el servicio que ofrece el Gobierno Vasco “Paz y convivencia. Memoria Histórica”, o en cada publicación que realizan los historiadores sabiendo que su campo de trabajo todavía está aflorando y que muchas veces es rechazado por aquellos a los que va dirigido, los ciudadanos.

           Ya no hay vuelta atrás, solo queda mirar al futuro y luchar por la memoria de aquellos que lo hicieron antes que nosotros.

img_20161120_214131

Cuando la Libertad es el mejor regalo solo se puede escribir con mayúsculas.

Anuncios

Acerca de Historica Cultura

Historiadora y gestora cultural
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s