Abuela

Hola abuela:

¿Cómo va todo por ahí? ¿Ya estás con abuelito?

Tú creías que había un cielo, así que no dudo que estés en él.Hace mucho que no escribo, últimamente estoy un poco liada, ya sabes, pero no me podía ir a dormir sin hacerlo. Hoy te escribo porque no he llegado a tiempo para decirte todo lo que siento, espero que puedas perdonarme.

La verdad es que yo siempre he pensado que nunca te ibas a ir, así que no podía estar preparada para este momento.Me vienen a la cabeza muchos momentos y recuerdos. Hay una foto en casa en la que apareces cogiéndome en brazos cuando era un bebé, es una foto muy bonita. Se supone que no me puedo acordar de ese momento pero todavía hoy siento el calor de tus brazos. Nadie me ha abrazado nunca como tú y ojalá yo pueda hacerlo algún día.

Me has querido tanto que ni siquiera puedo explicarlo, no tengo palabras para describir todo el amor que me has dado. Abuela, siento un vacío muy grande en mi corazón.

Todavía no me creo que no te vaya a volver a ver, que ya no me vayas a dar esos besos tan fuertes o que no pueda ver de nuevo tu sonrisa. ¡Qué sonrisa tan bonita, auténtica! Me encantaba darte sorpresas y aparecer en tu puerta sin previo aviso, tu cara de felicidad al verme era el mejor regalo que me han hecho nunca.

Era genial presentarte a mis amigos, que como no podía ser de otro modo también te tenían mucho cariño, te hacías “de querer”. Además, nos enseñabas tantas cosas, cada una de tus experiencias era sabiduría; bueno… y también nos reíamos mucho con alguna de tus historias.

Me has enseñado tantas cosas y he aprendido tanto de ti: a dar todo lo se tiene y más, porque lo mejor es compartirlo todo aunque tú te quedases sin nada, gastar el tiempo con los seres queridos y disfrutar de él pues era el tiempo mejor empleado, a querer sin limites y sin pedir nada a cambio, o valorar todo lo que se tiene y el esfuerzo que ha conllevado. Eres la persona mas inteligente que conozco y a la vez la más humilde. Todo en ti era amor y humildad, aún cuando estabas enfadadísima siempre sacabas fuerzas para prepararme mis comidas favoritas, dar un paseo aunque no te apeteciera, reírte con mis tonterías o ganarme a las cartas.

Siempre has sido un referente para mí y también lo serás para mi hijo, no te quepa duda de que siempre recordará a su bisabuela, pues parte de los valores que lo formen como persona provienen de ti.

Pienso en mi infancia y la recuerdo muy feliz, entre otras cosas porque tú formaste parte de ella: en Zamora, en el pueblo, cuando venías a vernos a Soria. ¡Qué feliz era pasando los días contigo!, me hacías sentir la mujer más fuerte del mundo, no tenía miedo porque sabía que estabas cerca para ayudarme siempre o para recogerme si me caía. Abuela, he hecho miles de cosas mal, me he equivocado muchas más veces de las que me gustaría y tú siempre has estado ahí. También te pido perdón por todas esas ocasiones en las que te he podido hacer daño.

Pienso en ti y pienso en el amor, no sabía que era posible dar tanto, ojalá hubiera estado a la altura y te hubiera devuelto tanto amor como el que tú me has dado, además no te he dicho cuánto te quiero en suficientes ocasiones. ¡Me has hecho tan feliz!

Estoy muy triste porque te has ido, pero creo que no nos has dejado porque sé que vas a seguir cerca de mí para apoyarme y que no tenga miedo, me voy a seguir sintiendo querida porque el calor de tus abrazos lo voy a notar siempre.

Para muchos de nosotros has sido como nuestra segunda madre y tu pérdida nos causa un profundo dolor, pero también estoy tranquila y agradecida por haberte tenido. Hasta otra, abuela. Descansa, que ya has trabajado demasiado y míranos desde las estrellas sabiendo que has sido una persona maravillosa e inigualable. Da un beso a abuelito y a sus hermanos Emilio y Leonides. Tambien a Chema el tío de Jose y a sus abuelos, a la mamá de Emilio, al papá de Teresa, al abuelo de Vane, a la abuela y al hermano de Martita, a mi abuelo Adrián; a todos dales un abrazo y diles que les queremos mucho. Además, con lo sociable que tú eres seguro que les caes muy bien.

Te quiero mucho.

Tu nieta.

img_20200306_154847_2281568024905940273485.jpg

Acerca de Histórica Cultura

Blog cultural
Esta entrada fue publicada en Eventos Culturales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s