Apunte para unas Fiestas de San Juan. Soria.

Me gustaría compartir con vosotros una pequeña guía para todos aquellos que queráis visitar la ciudad de Soria durante sus Fiestas de San Jua. Una celebración sin igual a la que animo a asistir puesto que no tienen parangón a nivel histórico, social y antropológico. También quiero dejaros estas notas porque creo que para disfrutar y participar de un evento, y en especial las fiestas de una localidad, lo primero que hay que hacer es conocerlas, respetarlas y valorarlas.

Cartel San Juan 2016

Se podría decir que todo empieza en abril porque es cuando se da el pistoletazo de salida a las Fiestas de San Juan con el Sorteo de Jurados de Cuadrilla. No siempre hay suficientes candidatos a jurado o alcaldes de barrio, que es cómo funcionan durante este periodo estival, y de momento solo pueden acceder a tan deseado puesto parejas mixtas, aunque se espera que pronto dos hombres o dos mujeres también puedan ostentar la figura principal y que con tanto orgullo llevan los sorianos.

    Las Cuadrillas las dirigen los jurados ayudados por un grupo de apoyo de confianza formado por el secretario y los Cuatros, cargos voluntarios que se encargan de organizar las fiestas. Hay doce Cuadrillas, divididas en doce barrios y cuyos nombres se refieren a santos de vinculación local. Estas instituciones son herencia de la Edad Media y en ellas se recalca que es el pueblo quién se encarga de la ciudad en estas fechas.

La puesta de largo de estas instituciones se da el día del Catapán. Siempre es el primer domingo de mayo. En Soria la tradición es fundamental y las fechas de sus fiestas son inalterables. El Catapán se celebra en los locales de las Doce Cuadrillas decorados para la ocasión con motivos sanjuaneros. En ellos se invita a los vecinos a pan, queso, bacalao y vino tinto en bota. Siempre amenizada con sanjuaneras, que como habréis deducido es la música popular típica de esta festividad. Cada día y cada costumbre tiene una canción. Al ritmo de dulzainas y charangas el pueblo disfruta del calor y el compartir de los suyos, pues los sorianos no solo comparten viandas, sino también amistad y compañía. Así, se da comienzo a los llamados preliminares, ¡ya huele a San Juan! dicen los sorianos.

El mes de junio comienza con el Desencajonamiento, momento en que los toros de San Juan llegan a los corrales del monte Valonsadero, enclave de las celebraciones.

      Valonsadero es una especie de paraíso para los sorianos, porque además de ser un bonito espacio natural, es el lugar de celebración de algunos de los momentos más importantes de los festejos antes también llamados de la Madre de Dios.

Algunas de las primeras fiestas, Desencajonamiento y Lavalenguas caen en sábado.

         El Monte Valonsadero se llena de chiringuitos y se suele almorzar tortilla, chorizo y torreznos. Además, todo el mundo se acerca a ver los toros en la pradera el día del Lavalenguas, que es el momento elegido para sortear los doce animales entre las Cuadrillas. Pero el día no finaliza con la caía del sol, todo lo contrario, a la vuelta en Soria hay verbena.

La tercera celebración “previa” a los sanjuanes, la Compra, día tradicionalmente empleado para la compra de los toros, comienza muy temprano con la comprilla. El ritual se repite en el sentido de que se puede disfrutar de bebida fría en los chiringuitos con sanjuaneras de fondo y un ambiente insuperable.

      Para el comienzo de las Fiestas, muchos jóvenes y mayores decoran camisetas y petos que utilizarán para San Juan puesto que es importante utilizar ropa que no importe que se rompa o se manche. Pero si uno quiere vivir estos días de una forma diferente se puede apuntar a alguna de las seis peñas. Cada una viste de un color, chaleco y fajín. Participan activamente en cada evento, siempre acompañadas de una charanga y el vino ¡que no falte!.

El primer día de las Fiestas de San Juan de Soria es el Miércoles el Pregón, momento en que el discurso iniciático da el pistoletazo de salida. Después del pregón las peñas desfilan por la calle del Collado ante las miradas expectante de todos los soriano.

     El Jueves la Saca lo típico es desayunar moscatel con pastas (muy temprano) en los chiringuitos de Valonsadero bajo el caluroso sol veraniego a la espera de que empiece (a las 12:00) uno de los encierros más largos de España. Caballistas y participantes a pie llevan a los doce astados a la plaza de Toros de la ciudad en un evento que dura unas seis horas.

20160630_114749

Jueves la Saca. Monte Valonsadero. Esperando el comienzo de encierro.

El Jueves la Saca es un día grande para los sorianos. Es curioso porque dicen que la cerveza sobre mejor en Valonsadero, la Amstel para ser exactos. Además tararean el “vino griego” y cantan “Soria que Linda Eres“.

20170629_120250

Jueves la Saca. Monte Valonsadero. Vista de los “chiringuitos”.

      Para acudir al Viernes de Toros también hay que madrugar, si si, madrugar. La fiesta es fuera y dentro de la Plaza de Toros de Soria, pues el centro de la celebración lo marcan las novilladas de los doce bóvidos. Generalmente los hombres se disfrazan de mujeres y a la inversa. Es el día de la fiesta sin igual, desde las nueve de la mañana hasta el amanecer del día siguiente. Es francamente divertido.

20140627_132432

Viernes de Toros. Exterior de la plaza de toros de Soria.

      El Sábado Agés empieza a las seis de la tarde. Es el día de la subasta del toro en los locales de las Doce Cuadrillas ambientada con la música de las charangas y el vino dulce en bota. Sorianos y forasteros (igual de partícipes en estas fiestas) pujan por las tajadas del toro en las subastas públicas.

Copia de 20140628_193814

Sábado Agés. Subasta de la carne de toro. Fiestas de San Juan. Soria.

      El Domingo de Calderas es un día elegante, se sacan las mejores galas. Hay que acudir elegantes a la Alameda de Cervantes (Dehesa para los sorianos) para ver las Calderas (verdaderas obras de arte) decoradas por las Cuadrillas, no sin antes recoger la tajada para el que haya participado en fiestas (carne de toro, chorizo, pan y botella de vino). Es el día de la cocina del toro, caldereta tradicional. También hay desfile de las peñas y muestra de los trajes regionales de la provincia (piñorras se llaman).

     Como el río Duero es tan importante para la provincia de Soria, la tarde del Lunes de Bailas todos los sorianos a las Bailas van, como canta la canción. Se baja acompañando a las charangas de las peñas y refrescándose con el agua que tiran desde los balcones hasta San Polo. Como los sanjuanes son para todos, en el mismo espacio participan familias, amigos, peñas, cuadrillas, abuelos, abuelas y forasteros, todos comparten unas fiestas igualitarias que remarcan el compañerismo y la tradición.

IMG-20160704-WA0006

Lunes de Bailas junto al río Duero. Tarde amenizada por la banda municipal de música de la ciudad.

IMG-20140630-WA0000

Lunes de Bailas. Río Duero. Al fondo la ermita de San Saturio. Soria.

El día y las Fiestas terminan con la entonación de la Banda Municipal del “Adiós, adiós San Juan”.

El “Martes escuela”, como así lo llaman lo sorianos y sorianas, es un día duro en que el cuerpo expresa el cansancio, la resaca, la falta de depuración estomacal y la mente trabaja para que los recuerdos acumulados no se pierdan.

     Para los sorianos San Juan no son solo unas fiestas, sino un reencuentro, una identidad y un sentimiento de pertenencia a una tierra en la que no siempre están o de la que no siempre pueden disfrutar. Es la vuelta a su lugar de origen en la compañía de los que más quieren. Y por qué no, es una oda a la tradición, la igualdad y la amistad.

Por último, para recalcar el valor antropológico que tienen las Fiestas de San Juan de Soria (varios estudiosos de la materia lo avalan), voy a mostrar las palabras del profesor Enrique Cámara de Landa en relación a las sanjuaneras:

Si bien todos los sorianos saben que las sanjuaneras fueron compuestas en algún momento del siglo XX, ello no impide que, a partir de un proceso de emblematización relativamente reciente, las consideren como patrimonio propio y excluyente (son de los sorianos) y que les pueda producir “nostalgia étnica” al oírlas fuera de su provincia en circunstancias de emigración. (…) Es incontestable que el repertorio de sanjuaneras constituye un canon cuyo establecimiento no fue fruto de la imposición político-cultural, sino el resultado de un proceso de aceptación por parte de los sorianos”.

Fotografías: Historicacultura.com

Anuncios

Acerca de Histórica Cultura

Blog cultural
Esta entrada fue publicada en Eventos Culturales, Viajes y turismo cultural y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s